Menu

Diego Maradona – una verdadera leyenda del fútbol

Diego Maradona es un nombre que siempre surge en las tertulias de fútbol, cuando se habla de grandes jugadas o gloriosos goles.

Con el paso de los años el fútbol ha ido formando nuevas estrellas, pero ninguno se compara a Diego Armando Maradona, quien logró grabar su nombre y ser considerado uno de los mejores futbolistas de la época de los 80. El mundo lo vio crecer defendiendo a su selección y brillando tanto en Argentina como en Europa. Él debutó en 1976 con Argentinos Juniors y desde su primera aparición, se sabía que sería una estrella.

De hecho, con tan solo 19 años hizo su primer gol icónico contra Newell’s Old Boys. Antes de eso, Diego Maradona se había perdido la Copa del Mundo Argentina 1978, pues un día antes de comenzar César Luis Menotti, el técnico que poco después alzaría la Copa del Mundo, consideró que era muy joven para debutar en un mundial con la albiceleste.

Fue entonces, cuando el Cebollita decidió dar lo mejor de sí para convertirse en la leyenda que fue y será.

Diego Armando Maradona y su paso por la selección de Argentina

El eterno Diego Maradona debutó con la selección de Argentina en 1977 y dos años más tarde se coronó campeón del mundo con la sub-20, es decir, con la categoría juvenil. En 1986 se convierte en la estrella que todos recordamos tras coronarse campeón de la Copa del Mundo México 1986, siendo el capitán.

Maradona protagonizó una de las mejores actuaciones individuales del fútbol, tras ser el encargado de anotar dos de los goles más icónicos de la historia del deporte, goles que llevaron a la albiceleste a pasar los cuartos de final, en un partido donde se enfrentaban a Inglaterra.

Diego Maradona

El primer gol fue en el minuto 51 cuando el Pelusa marcó el gol conocido como “La mano de Dios”, esta jugada ha sido una inspiración para muchos tatuajes de Maradona; el segundo es considerado tanto por la FIFA como por los fanáticos como el mejor gol en la historia de los mundiales del siglo XX, y fue denominado “Gol del siglo”, diana que anotó con pocos minutos de diferencia.

En el Mundial de Italia 1990, la selección argentina casi repite la misma hazaña, pero en esa oportunidad terminó como subcampeón.

Tras varios años ausente por problemas de dopaje, Diego volvió para llevar a la albiceleste a la victoria, para el Mundial de Estados Unidos de 1994, siendo este año donde protagonizó una recordada jugada contra Grecia, cuya celebración quedó grabada en la historia.

Sin embargo, el Barrilete Cósmico volvió a dar positivo para dopping y fue expulsado de la competición. Dicha expulsión contribuyó a la eliminación de la albiceleste en los octavos de final. Esta sería su última participación a nivel selecciones como jugador.

4 mundiales, un campeonato y un subcampeonato

Maradona disputó su último partido con la camiseta albiceleste con un triunfo ante Nigeria. Su historia terminó con la participación en 4 mundiales: España 1982, México 1986, Italia 1990 y Estados Unidos 1994, 8 goles, 8 asistencias y un total de 34 goles en 91 partidos.

Tras su salida una de las frases de Maradona que marcó dicho final fue “Pase lo que pase y dirija quien dirija, la camiseta número 10 será siempre mía”. Hoy, sigue teniendo la razón.

Así brilló Diego Maradona en clubes

Con una carrera que inició de forma prematura gracias a su habilidad con el balón y para ver las jugadas, Maradona a nivel de clubes no solo inventó increíbles goles con un sello único que varias décadas después no han podido ser igualados, él fue capaz de anotar cualquier tipo de gol, vaselina, de regate, chilena y muchos más,

Esta estrella vistió la camiseta de grandes clubes: Argentinos Juniors, Boca Juniors, FC Barcelona, Nápoles, Sevilla y Newell’s Old Boys.

Maradona debutó en la Primera División formando parte de la cantera de Argentinos Juniors, ese mismo año comenzó su racha goleadora con un doblete contra San Lorenzo de Mar del Plata, ahí se vio lo que prometía ser una estrella del fútbol. Esas dos primeras dianas se convirtieron en 116 goles en 166 partidos que jugó con Argentinos.

Después de más de 5 temporadas, jugó con Boca Juniors, club con el que marcó 35 goles en 71 partidos; este fue el club que lo catapultó a Europa.

F.C. Barcelona, Napoli y Sevilla

Diego Armando Maradona aterrizó directo en España para jugar con el Barcelona, aquí fue el protagonista de 38 goles en 58 partidos, pues solo jugó dos temporadas y podría decirse, que no fue juntó al equipo culé donde vivió sus mejores años de fútbol.

Tras dos años de poca felicidad en el conjunto azulgrana, llegó la propuesta del Napoli, el club que puso todas sus esperanzas sobre el Pelusa. Maradona fue vendido por la cantidad entonces récord de 7.5 millones de dólares.

Diego Maradona - Napoli

Su paso por el Napoli marcó su carrera profesional, pues hizo que su nuevo equipo comenzara con una temporada medianamente buena, hasta que al poco tiempo el equipo italiano consiguió su primer Scudetto y después de eso las victorias y títulos no pararon para el club.

Para el Napoli Diego fue un Dios, pero entre las frases de Maradona siempre destacaba “Cuando dicen que soy Dios, yo respondo que están equivocados: soy un simple jugador de fútbol. Dios es Dios y yo soy Diego”.

Después de 8 años con el Napoli, jugó una temporada con el Sevilla donde marcó 8 goles en 29. Regresó a Argentina para jugar con el Newell’s Old Boys, su paso fue fugaz, jugó en 7 partidos y anotó un gol.

Antes de retirarse por completo se fue al histórico Boca Juniors, el club de sus amores y donde tuvo un regreso lleno de polémicas, pues al poco tiempo dio positivo nuevamente para dopaje, así que, en medio de los escándalos, decidió ponerle fecha a su retiro y fue en un partido contra el River Plate donde ganó 2-1 y conoció al jugador que lo iba a reemplazar, un joven Juan Román Riquelme.

Diego Maradona terminó su carrera siendo uno de los mejores futbolistas del siglo y de la historia argentina.

Amado por muchos, odiado por otros

Para muchos Maradona era un ídolo y un jugador, hábil, con reflejos deslumbrantes y talentoso, sin embargo, para otros era un jugador con terribles bajas y su paso por el F.C. Barcelona fue una muestra de ello.

Diego pasó dos años sin escuchar ofertas, pues su relación con César Menotti, el entrenador, no era la mejor. La directiva terminó vendiendo al jugador y sin querer dio paso a sus mejores años en el Napoli.

Detrás de las hazañas ajenas al fútbol y los problemas que llegó a enfrentar Diego Maradona, destacando sus diversas pruebas positivas a dopaje, está uno de los jugadores más icónicos que pese a jugar como centrocampista, se convirtió en el protagonista de los goles legendarios que ningún jugador como las estrellas Cristiano Ronaldo o Lionel Messi han logrado igualar.

Su talento, el gran tanto de chilena y su interminable lista de grandes goles, fueron la inspiración de miles de tatuajes de Maradona donde sus seguidores dejaron grabados en su piel las hazañas de una leyenda.

El paso de Diego Armando Maradona por el fútbol, es una historia que quedará registrada para siempre.